La odisea de comprar cadenas para el auto

Día 1

Ese era el día más lindo desde que salimos de Buenos Aires, el cielo estaba totalmente azul y el sol radiante. Llegamos al mediodía a Uspallata y lo primero que hicimos fue ir a la oficina de turismo. Me gusta ir a las oficinas de turismo, siempre me voy con más datos de los que busco y esta vez no fue la excepción.

Potrerillos Mendoza Argentina

Ruta 7 de Uspallata a Chile

Ruta 7 Camino a Uspallata

Era el día mas lindo

 

En este punto del planeta, en Uspallata y sus alrededores, hay cierta información de la que nadie, quiera o no, está ajeno, porque influye en la dinámica del pueblo, de su gente, de los que estamos de paso y de los que están por venir. Y tiene que ver con cuál estado del paso fronterizo a Chile.

Uspallata, Mendoza Argentina

Uspallata

Uspallata está a 100 km del Paso internacional Los Libertadores, la frontera entre Argentina y Chile. Éste es el más transitado de los 41 pasos terrestres que hay entre ambos países. Cada día, miles de camiones con mercaderías, transportes de pasajeros y autos particulares pasan de un país a otro atravesando la Cordillera de los Andes a 3200 metros de altura sobre el nivel del mar. De marzo a septiembre es muy común que el paso quede inhabilitado por nieve y esto es algo que no se puede pronosticar con facilidad, es minuto a minuto.

 

– Lo abrieron ayer, estuvo cerrado tres días por la nieve. Se formó una fila de más de 9 km de camiones varados esperando para cruzar – nos dicen en la oficina de turismo. – Ayer para pasar de un lado a otro se tardaban como ocho horas, hoy ya se normalizó. No van a tener problemas, pero tienen que llevar cadenas para las ruedas del auto sino gendarmería no los va a dejar pasar.

– ¿Dónde conseguimos cadenas?

– En cualquier lado.

– ¿Y más o menos cuánto cuestan?

– Te las alquilan por 200, 250 pesos por día. Pero te piden un depósito de mucha plata, y hay algunos lugares que te piden que les dejes documentación en garantía.

– ¿Se pueden alquilar acá y devolverlas en Chile?

– No, eso no. Las devolvés en el mismo lugar que las alquilás.

– El tema es que nosotros ahora queremos pasar a Chile por acá, pero la intención es volver por otro lado. Las tendríamos que comprar, y de paso ya nos quedan, por si las necesitamos para la vuelta.

– En ese caso van a tener que averiguar bien. No todos venden cadenas.

 

La tarde invitaba a dejar el auto descansando, salir a caminar, sacar fotos, y dentro de lo posible, encontrar alguna comidita al paso (una de nuestras búsquedas favoritas). Varios carteles  con la palabra “CADENAS” pintada a mano nos invitaron a averiguar.

 

Primer lugar: local de alquiler de equipos para la nieve y cadenas.

– ¿Las quieren comprar? Sabés lo que pasa, te las tengo que cobrar 2.500 pesos, porque no me conviene vendértelas. Mirá, yo se las compro a la fábrica a 1500 pesos cada una y tengo que comprar mínimo 15 unidades. Mejor vayan a averiguar a aquella gomería que está sobre la ruta. Ahí las hacen artesanales, las fabrican ellos, seguro que las venden y más baratas.

 

Segundo lugar: gomería que esta sobre la ruta.

– No, yo no las vendo. De hecho ahora no me queda ninguna, están todas alquiladas. Pero averigüen en la gomería que está a la vuelta.

 

Tercer lugar, gomería que está a la vuelta.

– ¿Que rodado es?

– 16.

– Sí, tengo, te sale 1.800.

– Gracias, sigo averiguando, cualquier cosa vuelvo mañana.

 

Día 2

El día amaneció nublado muy frío. El auto ya había descansado lo suficiente y estaba listo para hacer la excursión obligada de todo el que ande por esa zona, llegar a ver el Aconcagua, la montaña más alta del continente americano. Desde Uspallata se llega al mirador haciendo 86 km por la RN7 para el oeste, está solamente a 15 km de la frontera con Chile. Apenas en la salida de ciudad,  hay un control de AFIP obligatorio para los camiones que ingresan al país. En este punto estaba gendarmería parando a cada uno de los autos que iban o que venían.

Uspallata, Mendoza Argentina

Día nublado. En el control de AFIP

– Buenos días, ¿tienen cadenas?

– Buenos días. No.

– ¿Van a Chile?

– No, hoy no.

– Ok. Porque a Chile sin cadenas no se puede pasar. Sigan.

– Listo. Chau.

 

Ni bien retomamos la marcha nos olvidamos de todo porque el paisaje te invade, no podés pensar en otra cosa que no sean las montañas, la nieve, la cornisa, las curvas, los túneles, los camiones, las montañas, las montañas y las montañas.Hicimos una parada en el Arroyo Las Quebraditas.

Arroyo las Quebraditas Mendoza Argentina

Arroyo las Quebraditas Mendoza Argentina

Las Quebraditas

 

Llegamos a Punta de Vacas y ahí hay otro puesto de gendarmería. Nos vuelven a parar.

Punta de Vacas, Mendoza, Argentina

Punta de Vacas

¿Lleva cadenas, caballero?

– No, no tengo.

– ¿Adonde van?

– Al mirador del Aconcagua.

– Ok, pasen, pero mas lejos de eso no vayan.

.

Diez kilómetros más adelante el paseo solicita una nueva parada. Llegamos a Los Penitentes, un centro de ski pequeño y aun no habilitado por la escasa cantidad de nieve. Sin embargo se veía gente trabajando al aire libre a pesar del frío, poniendo todo a punto para la próxima temporada.

Los Penitentes Mendoza Argentina

Los Penitentes Mendoza Argentina

Centro de ski de Los Penitentes

Un par de fotos por aquí, otras por allí y ya que estamos aprovecho y paso por los baños públicos del lugar.

En la puerta de acceso había soldadores y carpinteros trabajando, me indican que para entrar al baño tengo atravesar el local de alquiler de equipos para la nieve. Hago lo mio y al salir, Anónimo (mi compañero, el caballero) estaba hablando con el dueño del local. Llego en el  momento que la conversación iba por “Perfecto, paso mañana entonces” “Dale, no hay problema, mañana después de las 15.30 date una vuelta”.

Salimos y Anónimo me cuenta que Juan alquila y vende cadenas, que tiene las de nuestro “talle”. Que ahora las tiene todas alquiladas pero que mañana se las devuelven, que pasemos a las 15.30 y listo. A partir de mañana nos podemos ir a Chile cuando queramos.

Los Penitentes Mendoza Argentina

 

El paseo continuó y 6 km mas adelante nos deslumbramos con el Puente del Inca.

Puente del Inca Mendoza Argentina

Puente del Inca

Seguimos 4 km más y llegamos al mirador del Aconcagua, del cual sólo me llevo en la memoria todo el paisaje que lo rodea y los carteles indicadores, porque las nubes me lo tenían todo tapadito.

Mirador del Aconcagua Mendoza Argentina

Mirador del Aconcagua Mendoza Argentina

Atrás, solito, entre las nubes, está el Aconcagua

 

Dia 3

El frío sigue, las nubes no tanto. Decidimos que nos íbamos a Chile al día siguiente y aprovechamos el día para ultimar detalles sin apuros. Cargamos nafta, dimos mil vueltas para cambiar pesos chilenos, cosa que no pudimos hacer, en Uspallata no hay casas de cambio, acomodamos el grueso de nuestras cosas en el auto, y sacamos plata del cajero para comprar las dichosas cadenas.

Pasado el mediodía, cargué el termo con agua y partimos, nuevamente, destino Los Penitentes. No nos quejamos, el paisaje es maravilloso y el otoño hace que todos los días sea un poco diferente. Lo que ayer estaba totalmente blanco por la nieve, hoy está mas marrón. Que hoy hay menos nubes y se ven mas montañas que ayer. Que el río esta mas caudaloso. Y así fuimos, redescubriendo todo, prestándole más atención a los detalles.

Ruta 7 de Uspallata a Chile

Cambia el paisaje

Cruzamos el primer puesto de gendarmería y tuvimos la sensación de que nos reconocieron, nos dejan pasar sin pararnos, apenas un saludo con la cabeza.

En Punta de Vacas nos vuelven a parar. No mencionan las cadenas.

Llegamos a Los Penitentes. Yo me quedé en el auto mientras Anónimo iba a comprarle las cadenas a Juan. El poco tiempo que tardó en salir del local y su semblante lo decían todo.

– ¿Qué pasó?

– Me dijo Juan que le devolvieron las cadenas pero que las volvió a alquilar.

– ¿En serio?

– Sí.

– ¿Y entonces?

– Y entonces me dijo que venga mañana a partir de las 9 que las va a tener. Y yo le dije “mirá que mañana vengo con el auto cargado directo para pasar, si vos me prometes que me las guardas yo paso, sino me las arreglo por otro lado.” Y me contesto: “No pibe, quedate tranquilo, te las voy a guardar, pasá nomás.”

 

Los Penitentes Mendoza Argentina

Los Penitentes ayer blancos, hoy marrones

Ruta 7 de Uspallata a Mendoza

A la vuelta tomamos un descanso

Dia 4

Frío. Sólo se ven algunas nubes bien arriba en la montaña. Cargamos el auto con lo poco que nos quedaba afuera y con la alegría y la ansiedad que da cruzar una frontera. Hacemos el mismo camino por tercera vez. Voy sacando las últimas fotos, el paisaje de hoy también es diferente al de ayer.

Ruta 7 de Uspallata a Mendoza

Ruta 7 de Uspallata a Mendoza

El primer puesto de gendarmería, hoy tampoco nos detiene. Los gestos aún mas marcados del  en el saludo nos confirman que, evidentemente, ya nos reconocen.

En el segundo puesto nos paran.

-¿Adonde van?

– A Chile

– Perfecto. Adelante.

Otra vez en Los Penitentes. Esta vez bajamos del auto los dos. Juan no está. Apenas nos ve, el chico que estaba atrás del mostrador (que los otros días también estaba, pero que no le conocimos la voz) nos dice:

– Tengo malas noticias.

– ¿Qué malas noticias?

No me queda ninguna cadena, se las llevaron a todas.

– ¿Cómo que se las llevaron a todas? Vine antes de ayer, me hicieron venir ayer y tampoco las tenían. Juan me prometió que hoy me las guardaba y vos me decís que no hay. ¿Para qué me hacen venir dos veces hasta acá a comprarlas si no las van a tener?

– ¿Pero vos querés comprarlas? Acá no vendemos, sólo alquilamos.

– No, no, no. Yo fuí muy claro con Juan, quedamos en que me las vendía. ¿Dónde está Juan? Quiero hablar con él.

– No sé donde está. Capaz viene a la tarde…

– Llamalo y que nos dé una solución ahora.- Esa fue mi única intervención y salí a fumar un cigarrillo porque estaba bastante acalorada. El chico (pobre, no tenía nada que ver) iba y venía buscando señal.

Mientras tanto afuera, uno de los soldadores que estaba trabajando me pide que corramos el auto de lugar porque podían saltar chispas. Le aviso a Anónimo, sale a correr el auto, y veo que en vez de moverlo se pone a hablar con el soldador. Yo entro al local y me quedo esperando alguna respuesta de algo que ya sabía que no iba a ser nada.

– Hablé con Juan.- Me dice después de un rato el chico. – Me dijo que si quieren pueden esperar hasta el mediodía a ver si llegan las cadenas. Si no, pueden ir hasta Puente del Inca a ver si ahí les quedó algo, aunque a esta hora ya es medio difícil. Pero no pierden nada.

Yo temía perder los cabales así que sin abrir la boca me di media vuelta y salí a darle el recado a Anónimo.

El soldador no paraba de hablar.

– Vos no le digas a nadie que yo te dije, pero esto es un negocio, ¿sabés? (Nota mental: “sí, ya nos dimos cuenta”) ¿Vos no conoces a nadie en Chile? Allá las cadenas están 700 pesos. Si te las pueden mandar, con envío y todo, te sale más barato..

.

– ¿Que te dijo el pibe?- Me pregunto Anónimo. Le conté.

– Ya fue, vamos a ver que onda en Puente del Inca, son 6 km. No quiero volver a Uspallata.

 

——

– ¡¡Qué bronca que tengo!! Decime una cosa, ¿por qué hay gente que promete cosas que después no cumple? Qué le costaba decir “si querés date una vuelta, quizás alguna tenga, pero no me puedo comprometer” o directamente “no pibe, las alquilo, no las vendo”. Pero no. Les chup/un/hue lo que gastás en nafta, si tenés el auto cargado, si tenés que volverte. ¿Sabés por qué? Porque la gente es egoísta, no les importa joderte, se cagan en todo, se ca-gan. El tipo te dice: “si pibe, yo te la guardo, vos fumá”, y uno, como un boludo, le cree. Y es una mierda sentirse un boludo porque confiaste en la palabra del otro. ¿Sabés lo que pasa? A la gente no le importa una mierda el otro.

—–

 

Llegamos a Puente del Inca. Anónimo se fué a buscar al cadenero para un lado y yo para otro. Me pongo a hablar con una familia. Me dicen que para cruzar es mejor apurarse porque se comenta que a mas tardar esta noche nieva y que van a cortar el paso. Que ellos querían pasar , que tampoco tienen cadenas y ahora están dudando. Yo empiezo a dudar de nuestra suerte.

Anónimo ubica al cadenero.

– ¿Qué rodado tenes?

– 16

– Creo que tengo unas, habría que probarlas. Te salen 200 pesos por día y me tenés que dejar un depósito de 1.500 pesos. Cuando me las traés te los devuelvo.

– Lo que pasa es que no vuelvo por acá. ¿A cuánto me las vendés?

– A ver… Te las dejo a 2.000

Anónimo hace rápidamente un calculo mental: “se las alquilo por 200, le dejo el depósito y no vuelvo nunca más. Me llevo las cadenas por 1.700”.

¿Cerramos en 1.800?

– Esperame, pibe, que voy adentro, las busco y te explico como ponerlas.

Eso es lo que me gusta de Anónimo, que no es de los que te dice una cosa y hace otra. Para mi su honestidad vale mucho mas que los 100 pesos que nos pudimos haber ahorrado. Y lo cierto es que, en lo que va de nuestro viaje, nos cruzamos con muchos anónimos y sólo con un Juan.

Dos horas más tarde ya estábamos del lado chileno. ¿Las cadenas? Ese día no las pedían, pero había carteles por todas partes anunciando que al día siguiente comenzaba la temporada de invierno y sería obligatorio llevarlas sin importar el clima.

Cadenas Ruta 7 de Uspallata a Mendoza

Así llegaron, así siguen, en el mismo lugar

12 comments on “La odisea de comprar cadenas para el auto”

  1. Peluca dice:

    Muy bueno!! Las aventuras de “anónimo” lo más

  2. Muy buenos los detalles de este artículo. Ojalá fuera mucho más fácil poder conseguir, ya sea alquilar o comprar, las cadenas para la nieve en Mendoza para poder cruzar a chile en Invierno.

    1. Vall dice:

      Ojalá! Gracias por tu comentario, saludos Carlos!

  3. Julio dice:

    Hola gente!! muy bueno el articulo, me gustó. Muy lamentable lo que hay que pasar por unas cadenas para la nieve. Mi pregunta es: que tienen de especial esas cadenas?
    Ahí hay una oportunidad de negocio, je, venta de cadenas!!!!
    Soy un Uruguayo tambien motivado a viajar en auto. Vuestro blog me gustó y lo voy a seguir. Saludos,
    Julio

    1. Vall dice:

      Hola Julio, el negocio ya está en manos de unos pocos, hay que ir prevenido. Igualmente viajar en auto es una experiencia única y da más satisfacciones que disgustos. Saludos y esperamos pronto andar por Uruguay!

  4. Ariel dice:

    Excelente relato… Una pregunta, solo para intentar confirmarlo. Voy a ir en junio (10-11), pero solo hasta el parque aconcagua. Hasta ahí se puede ir sin cadenas obligatorias? Solo son obligatorias para pasar a Chile? Gracias!

    1. Vall dice:

      Hola Ariel! No te puedo asegurar que no te las pidan, en junio hay muchas posibilidades que nieve en la ruta y desde Uspallata hasta el parque Aconcagua hay mas de 80km de camino de montaña… Va a depender del clima del momento. Lo bueno es que si es necesario llevarlas, las podes alquilar, las usas y las devolvés en el mismo lugar.
      Suerte con el clima y buen viaje! Saludos

  5. patricio dice:

    wena me gustó la odisea de las cadenas yo quiero viajar a mendoza en unos dias , espero que no me pase lo mismo porque no sé si tendré el humor y la paciemcia que tuviste tu. saludos

  6. David dice:

    Hola! Tenés idea si para auto de tracción simple delantera te exigen 2 o 4 cadenas? Porque en todos lados leo que se usa solo en el par de ruedas que traccionan. Pero no aclaran bien si con esas dos solas te dejan pasar o si piden para las 4 ruedas. Saludos

  7. Daniel dice:

    Hola si necesitan cadenas venta y alquiler Daniel las 24 horas al 261 5770 127 whassap soy de uspallata, mendoza gracias.

    1. gustavo dice:

      hola daniel viajo ahora en julio ..tengo chev,,cruze cuanto cuesta el alquiler

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *